Cómo empezar a stremear en Twitch

Cómo empezar a stremear en Twitch

Hoy en día todos tenemos al menos un streamer favorito. Nos divertimos viendo sus emisiones en directo e interactuando en el chat; esto es, formando parte de su comunidad.

Ser un espectador es muy divertido, pero ¿y ser un streamer? Es probable que te hayas preguntado esto y que incluso hayas evaluado tu situación para determinar si en realidad quieres y si en realidad puedes convertirte en un streamer. Si has tenido —o sigues teniendo— estos pensamientos, este artículo es para ti.

El artículo está dividido en tres secciones: «Antes de stremear», «Listo para stremear» y «Después de stremear». Esta separación te permite conocer los pensamientos que suelen rondar por la mente de las personas que quieren convertirse en un streamer, aprender a empezar a stremear una vez la decisión está tomada y saber cómo mantener una vida de streamer.

Antes de stremear

Antes de convertirte en un streamer, piensa en por qué quieres hacerlo. Cómo haces lo que haces (y esta declaración se aplica a otras actividades) depende, en parte, de tu gusto hacia esa cosa. Si no te gustaría ser un streamer, pero aun así quieres forzarte a serlo, el resultado no será muy bueno.

Si quieres ser un streamer debes tener pasión por ello, o al menos estar interesado genuinamente, no esperando ser un streamer de éxito solo para ganar mucho dinero o ser famoso. Ser un streamer es una profesión completa, en el sentido de tiempo, esfuerzo y dinero.

Piensa muy bien si realmente quieres ser un streamer. No hay apuro: puedes tomarte el tiempo que quieras. Si llegaste a la conclusión de que quieres ser un streamer profesional, es muy importante que leas las siguientes secciones del artículo.

Listo para stremear

A continuación encontrarás los pasos que debes seguir para convertirte en un streamer. Aunque no es estrictamente necesario, te recomendamos seguirlos en orden.

  1. Determinar qué tipo de contenido quieres stremear. No tienes que limitarte a hacer streamings de un solo contenido: puedes variar. Aun así, saber qué te gusta y qué quieres transmitirle a tus espectadores es importante. Haz streamings de algo que te guste, como cocinar, hablar o jugar un videojuego. Tu felicidad se verá reflejada en todo el stream si estás haciendo algo que te gusta.
  2. Contar con un buen computador y una buena conexión a internet. Este punto depende del tipo de contenido que quieras transmitir; sin embargo, hay algunas cosas que sí o sí debes tener para hacer del stream una experiencia entretenida para tus espectadores. Lo primero es el computador. ¿Qué tan bueno tiene que ser? Pues, si quieres transmitir gameplays de tu videojuego favorito es probable que necesites un buen computador. Si vas a grabar la pantalla mientras haces un tutorial de un programa, es posible que no tanto. Lo que sí debes tener es un programa de grabación de pantalla, como OBS o Streamlabs OBS. La conexión a internet es indispensable: si tienes una conexión no muy buena, tu stream se verá con retraso y mala calidad. Asegúrate de que tu conexión es decente. Los expertos recomiendan un mínimo de 3 MB de velocidad. Ahora, ¿qué hay de los periféricos? Si quieres grabar tu cara o alguna otra cosa, es mejor que tengas una buena cámara. No obstante, es recomendable que te enfoques más en el micrófono que en la cámara. Tus espectadores preferirán escuchar bien tu voz que ver bien tu habitación.
  3. Crear cuentas de creador de contenido. En realidad no existe un tipo de cuenta «creador de contenido». Con esto nos referimos solamente a que tus cuentas deben ser diferentes a una cuenta privada —por ejemplo—, ya que el objetivo es darte a conocer y subir contenido a la plataforma en cuestión. Puedes hacer streams en Twitch, Facebook Gaming, YouTube o DLive. El proceso de creación de una cuenta es similar en estas plataformas. Adicionalmente, te recomendamos que crees cuentas en redes sociales: te servirán para tener presencia online, permitiendo que todo el mundo pueda encontrarte, contactar contigo y conocer un poco más sobre tu persona.
  4. Hacer publicidad y relacionarte. Como en muchos otros ámbitos, llegar a ser conocido puede ser difícil. Si quieres que se te conozca, no es malo hacer publicidad —siempre y cuando no sea molesta— de tu canal, así como relacionarte y transmitir junto con amigos que también estén dentro de esta industria —mediante las colaboraciones de Twitch, por ejemplo—. Dentro de este punto está esta recomendación: sé auténtico. Diferénciate de los demás streamers; esto hará que los usuarios te prefieran ver a ti antes de que a otro streamer.

Después de stremear

Si ya eres un streamer y ya conseguiste tus primeros viewers, estos consejos te servirán para retener a esa audiencia, pues no solo es importante haber comenzado, sino seguir con el trabajo y crecer como creador.

  • Improvisar y hablar de cosas interesantes. El cómo hablas y el qué dices también es importante. Recuerda que las personas no solo ven la pantalla de tu computador o la cámara que graba tu habitación: te ven a ti. Las transmisiones en directo suelen durar bastante. Habla de lo que te apetezca e interactúa con tu audiencia. No temas en practicar tu dicción; si lo crees necesario, habla solo en tu habitación.
  • Escuchar a tu audiencia. En el chat se envían cientos de mensajes. Tus espectadores usan el chat para opinar de lo que estás transmitiendo: expresan sus opiniones y sus ideas. Interactúa con tu comunidad y préstale atención para crear un ambiente bonito entre tu comunidad y tú; lo agradecerán sobremanera. Trata de siempre responder a mensajes de donaciones y alertas de suscripción.

Estos consejos son generales, y puedes aplicarlos en cualquier plataforma en la que te encuentres. Recuerda que existen sitios de internet —como este, tipsdestream— que puedes visitar para aprender más sobre la creación de contenido. No temas en unirte a comunidades y a contactar con gente relacionada que pueda echarte una mano.

Lo mejor que puedes hacer —y esto se aplica a la vida en general— es continuar con tu labor. La práctica es muy importante para convertirte en un verdadero profesional de cualquier disciplina. Esto no quiere decir, no obstante, que debas emitir en directo cada día, muchas horas al día. Puedes tomarte descansos; sabemos que es una profesión muy demandante.

Te deseamos mucha suerte en tu carrera como streamer. Con dedicación y constancia, ¡lograrás convertirte en un gran creador de contenido!

logo
© 2021 Todos los derechos reservados.