La historia de Twitch

La historia de Twitch

Otra de las grandes plataformas de contenido que gobierna el mundo de los videos y, sobre todo, de las emisiones en directo es Twitch, la plataforma morada (por el color principal de su diseño). Todos sabemos qué es Twitch, especialmente en este sitio web, que dedicamos a hablar de los servicios de streaming más famosos, en los que está, indudablemente, Twitch. Ahora bien, ¿sabes cómo empezó? La mayoría sabemos del Twitch actual, pero antes era diferente. En este artículo describiremos, en partes, la historia de Twitch, tocando cada punto por el que ha pasado y dando un corto repaso del grandioso estado en el que se encuentra hoy en día.

Inicios

Todo comenzó con la plataforma de contenido creada por Justin Kan y Emmett Shear llamada Justin.tv, lanzada en 2007. En esta plataforma, las personas podían crearse un canal y hacer emisiones en directo de lo que quisiesen, basándose en varias categorías disponibles. Una de las categorías más vistas era la categoría destinada a los videojuegos. Como muchas personas veían gameplays diversos, decidieron pasar este tipo de contenido a una nueva plataforma, llamada TwitchTV. El nombre viene, por cierto, de twitch gameplay, que es como se le conoce a los videojuegos cuya jugabilidad requiere que el jugador esté atento a todo momento de cualquier cambio o situación que se presente, como un videojuego de tipo shooter.

En el 2013, varias empresas invirtieron parte de su capital para promover esta nueva plataforma de contenido. Para este punto, los empleados ya se habían movido a una oficina, en Estados Unidos.

En 2014 Twitch era ya la plataforma ideal para los equipos de esports, que poco a poco se iban haciendo un nombre propio en la comunidad de gamers y creadores de contenido. Aunque hubo algunos problemas relacionados con la conexión (pues a veces se quedaban pegados los directos y tardaban en arrancar), el equipo de Twitch supo mejorar la parte técnica de la plataforma y, aunque no resolver por completo los problemas, sí pudo hacer que ver cualquier stream en Twitch sea una buena experiencia.

Popularidad

Teniendo ya millones de usuarios registrados y consumiéndose miles de horas de contenido al día, Justin.tv pasó a llamarse Twitch Interactive. En este momento las emisiones en directo de empresas de videojuegos competitivos estaban teniendo un tráfico abismal. Se volvió especialmente famoso un directo en el que los espectadores podían controlar el videojuego. Pokémon Rojo, uno de los famosos títulos de la franquicia, pudo ser jugado por muchas personas al mismo tiempo, ya que la plataforma leía las palabras que se ponían en el chat e interpretaba qué querían decir, traduciéndolas a comandos del videojuego y, así, haciendo que el personaje se moviera e hiciera cualquier cosa que se pudiera imaginar. Este «experimento», llamado «Twitch Plays Pokémon», fue comentado por muchísimas personas, en especial aficionados a los videojuegos y al contenido en directo.

Por un momento, debido a varios sucesos, como el hecho de que Justin.tv cesara sus actividades (que en realidad fue para dedicarse por completo a Twitch, la plataforma sólo de creación de contenido de videojuegos), se especulaba que YouTube iba a comprar Twitch debido a la clara competencia que le suponía. Sin embargo, al final todo esto pasó y se descubrió que no, que YouTube no iba a comprar la empresa. Otra gran compañía estaba ya ahí al acecho: Amazon.

El 25 de septiembre de 2014 se culminó la compra de Twitch por parte de Amazon, dejando de lado por completo a YouTube. Amazon pagó 970 millones de dólares por esta plataforma.

Desde este momento, con Amazon a la cabeza, los desarrolladores empezaron a sacar un montón de funciones nuevas y a cambiar pequeños aspectos de la plataforma, importantes tanto para los creadores de contenido como para los espectadores de estos. Como estaban ahora estrechamente asociados con Amazon, se pudo integrar sistemas de compra y venta y membresías dentro de la plataforma, como el sistema de bits, que son la moneda de Twitch, y las ofertas y objetos exclusivos en algunos videojuegos en concreto. Posteriormente habilitaron la función de obtener Twitch Prime, que le ofrece al usuario muchas ventajas, como suscribirse gratis a un canal. Añadieron, también, anuncios en los directos, que sólo los que tuvieran la membresía podrían obviar. Se agregó un sistema para detectar automáticamente los mensajes enviados a un chat, para eliminar contenido inapropiado y sancionar a sus autores.

Como Twitch es una plataforma que depende en gran parte de los videojuegos —que es el contenido que más se ve—, decidió comprar IGDB, un sitio web (parecido a IMDB) que almacena decenas de miles de datos sobre videojuegos, que usa Twitch para detectar qué videojuego está jugando un creador de contenido y, si está disponible por contrato, ofrecer cosas especiales para los que sean miembros de ciertos servicios de videojuegos.

En 2019, Twitch empezó a firmar contratos con grandes creadores de contenido. Todos ellos son ahora Twitch Partners.

Actualidad

El 6 de octubre del 2021 alguien irrumpió en los servidores de la empresa y extrajo muchos datos, como el código fuente de la página, la API, documentos de futuros proyectos y, lo que fue más polémico, una lista de la cantidad de dinero que habían ganado más de 2 millones de streamers desde 2019 hasta ese año. En los primeros puestos se veían cifras que superaban el millón de dólares.

Aparte de este incidente, Twitch se mantiene en el top de las plataformas más usadas en todo el mundo. Es en esta plataforma que los creadores de contenido más grandes emiten en directo diariamente e interactúan con sus espectadores, quienes se suscriben a sus canales y ven con diversión todo lo que hacen. Ahora, Twitch no sólo permite el contenido de gameplays de videojuegos, sino que hay varias categorías disponibles, como «Cocina», «Just Chatting» (en donde siempre hay cientos de miles de espectadores viendo), «Música», «Eventos», etc.

Son notables los casos de TheGrefg, que alcanzó más de 2 millones de espectadores simultáneos cuando rompió el récord, e Ibai, que este año superó los 3,3 millones de espectadores simultáneos, convirtiéndose en la emisión en directo más vista de toda la historia de las plataformas de contenido en internet.

logo
© 2021 Todos los derechos reservados.